Oihana Kortazar, guipuzcoana del equipo Salomon Running, ha escrito esta emocionante crónica sobre la maratón internacional de la Zegama Aizkorri disputada la semana pasada  y que vamos a compartir con vosotros. Oihana consiguió un magnífico 3er puesto. Vamos con la crónica:

zegama aizkorri oihana kortazar
Foto: https://www.facebook.com/jordisaragossa

Sabemos que en Euskadi no sólo se hace mucho deporte, sino que se vive el deporte, y eso trasladado a la montaña y en concreto a las carreras por montaña, se convierte en pasión. Yo ya lo sabía, pero ahora también lo saben quienes han corrido la carrera entre las carreras, Zegama Aizkorri.

Siempre es bonito correr en casa, pero esto además supone mucha emoción, y como no muchos nervios, sobre todo ante una carrera como esta.

Este año mi nombre no estaba entre las favoritas al pódium femenino, y esto me tranquilizaba bastante, ya que hago mejor las cosas cuando no siento esa presión. Me atreví a formar el ranking el día de la rueda de prensa, Azara-Megan-Yngvild, y no me he equivocado del todo. Aunque todavía en ese momento ni yo ni nadie imaginábamos hasta que punto iba a marcar la carrera la situación climatológica. Hasta el sábado buen tiempo, calor,…pero para el domingo viene cambio, frío y lluvia. Y tanto que llegó el cambio.

Pasé la noche en el Ostatua de Zegama con Yngvild como compañera de habitación, ella al menos aparentemente tranquila, y preguntándome sobre la carrera, la que iba a ser su primera maratón. Después de dormir, despertarnos a las 6, desayunar, volver a “descansar”  y realizar todos los preparativos.

zegama aizkorri oihana kortazar
Foto: https://www.facebook.com/jordisaragossa

A las 9:00 se dio la salida en la plaza de Zegama

Como era de imaginar, Azara empezó tirando muy fuerte, esto no me extrañó, es lo que lleva haciendo en todas las carreras y así se las lleva de calle. Pero yo a lo mío, hasta que poco después del control de Otzaurte, también una fuerte Megan Kimmel me pasó.

Ella ganó casi todas las carreras de la copa del mundo el año pasado, así que sabía que seguramente esta vez también llegaría dispuesta a darlo todo y colocarse  delante. Precisamente en otzaurte y en toda esa subida por el bosque fue cuando empecé a ver las primeras caras conocidas animándome, mucha gente dejándose la garganta bajo unas nubes que aún resistían a llover.

De allí hasta Aratz fui manteniendo ese tercer puesto, pero el frío se iba notando en el ambiente y en mi cuerpo, y Oihana con tanto frio y poca ropa…rinde poco. La cuarta clasificada se me iba acercando, pero yo me alejé de ella después de coronar Aratz, y sobre todo en la bajada. Ya había empezado a llover fuerte

En general, durante toda la carrera, bajando fue donde mejor me encontré a pesar del mal estado del terreno, baje bien, cómoda y con fuerza, cosa que no me pasó en las subidas. Pero claro, fue llegar a Santi Spiritu, beber y tomar un gel, empezar con la famosa subida y…subidón gracias al público.

Cuando quedaba poco para llegar a la cima de Aizkorri me puse el cortavientos, aunque ya llevaba tiempo lloviendo. Mientras subía caminado lo más fuerte que podía, miraba al suelo y alucinaba, el sendero parecía un río, muchísimo barro y agua que bajaba, y de la parte de arriba ya se notaba el aire fio.

Entre 10 y 15 minutos me costó ponerme los guantes en Aizkorri, con la ayuda de un amable voluntario que estaba en el avituallamiento, que hizo lo posible por calentarme las manos, pero los guantes estaban mojados y de poco me iban a servir. Aun así conseguimos el objetivo, me puse los guantes! Y durante esos minutos…y sin darme cuenta, paso Yngvild, aunque, la verdad es que si me hubiera dado cuenta tampoco hubiera salido corriendo detrás de ella, sólo pensaba en protegerme las manos para pasar el cresterío. Así que ese fue el siguiente paso.

De manera bastante torpe y con el cuerpo FRÍO, dolorido y agarrotado, y hasta con la mandíbula temblando, terminé de pasar el cresterío

y en la bajada de Arbelar sólo pensaba en llegar abajo, esta bajada no se me dio tan bien, las fuerzas no me acompañaban, pero el abrazo de un espontáneo dispuesto a darme su calor y los ánimos de Kataka Iñaki y Zigor Iturrieta, que me pasaron bajando, me animaron y la idea que tenía en la cabeza, la de retirarme cuando terminara esa bajada, se esfumó porque quise darle otra oportunidad al cuerpo, esperaba entrar en calor en la vuelta de Oltze, y bueno, no del todo pero me recuperé un poco.

En ese momento me daba miedo tener que ir a Andraitz, hace tanto frío y viento siempre allí…pero el tiempo nos dio una pequeña tregua.

Allí estaba Leire Fernández para avituallarme y fue quien me confirmó que después de la retirada de Azara, iba tercera. Nada mas coronar Andraitz y empezar a bajar, el cambio de temperatura me cambió el humor y el cuerpo volvió a reaccionar. De allí hasta meta, la bajada la hice algo lenta porque ya no podía más, pero llegué, desde lejos oía a Depa y a Mikel con su micro, quedaba poco y tenía que llegar.

oihana kortazar zegama aizkorri
Foto: https://www.facebook.com/jordisaragossa

A todos nos hubiera gustado correr con un tiempo más agradable, e incluso el público hubiera disfrutado más, pero estábamos todos en el mismo sitio, y aguantamos el tipo. Al final, mi crono no fue el mejor de mis zegamas, con 5h 6min, pero desde la bajada de Arbelar no había mirado el reloj.

“Llegar era lo único que quería, y llegué”

Desde Naturtrail agradecemos a Oihana que haya querido compartir su experiencia de la maratón de Zegama Aizkorri con nosotros, y le deseamos el mayor de los éxitos en sus siguientes objetivos.

Puedes seguir a oihana en sus redes sociales desde aquí: Facebook Oihana

COMPARTIR

Dejar una respuesta