Entrevista a Laura Orgué por Jordi Corbella

0
616

Laura Orgué

Laura Orgué: “…recuerdo que de pequeña me costaba arrancar. Cada día que mis padres proponían ir de excursión, me daba pereza, pero una vez habíamos empezado y, sobre todo al llegar a la cima me ponía muy contenta y me encantaba estar por ahí arriba…”

Laura Orgué Test:

Un libro: “El cartero” de Pablo Neruda

Una película: “La lengua de las mariposas”

Un deporte: El esquí de fondo

Un lugar donde perderte:  Pallars Sobirà, Alt Àneu

Un tipo de música: La rumba

Una comida: cualquier cosa, sana y simple

Un país: Francia

Un paisaje: Las agujas de Montserrat

Una carrera: La cursa de les 3 comarques, Alpens

Una manía: Irme a dormir a las once

Un viaje nunca hecho: India

Un momento del día: Bien temprano por la mañana

Un instante: los gusanillos en el estomago previos a competir

Una cosa que nunca falta en tu mochila: 4 frutos secos, por si acaso…

Laura Orgué entrevista:

  1. ¿Cómo empezó tu afición a la montaña? ¿tradición familiar, propia?

Tradición familiar. Mis padres desde jóvenes que han sido unos grandes aficionados a la montaña, tanto en verano como en invierno sobre los esquíes. Así que desde muy pequeñas, con mi hermana, íbamos a la montaña casi cada fin de semana, hacíamos excursiones y nos pasábamos el día entero en el monte.

  1. ¿A qué montañas sueles ir o ibas de pequeña?

Sobretodo al Pallars Sobirà y Valle de Aran. Cuando no salíamos de fin de semana, nos quedábamos más cerca de casa e íbamos a Montserrat.

  1. ¿Qué recuerdas con especial cariño de tus inicios?

Recuerdo que de bien pequeña me costaba arrancar. Cada día que mis padres proponían ir de excursión, me daba pereza. Pero una vez habíamos empezado y, sobretodo, cuando llegábamos a las cimas… me ponía muy contenta y recuerdo que me encantaba estar por ahí arriba.

  1. ¿Qué opinión tienes sobre la masificación de la montaña?

A veces me gusta poder ir a los sitios dónde he ido desde pequeña, y no encontrarme a nadie, como siempre había sido. Pero en realidad creo que es algo muy positivo que mucha gente haya descubierto que la montaña es algo muy bonito y que con solo nuestras piernas, podemos llegar a sitios espectaculares. ¡Y ya era hora que se dieran cuenta!

  1. ¿Qué sensaciones recuerdas en tus primeras victorias?

Eran algo muy inesperado. Además, cuando me empecé a entrenar más metódicamente, recuerdo que mejoré rápidamente y llegaron varias victorias consecutivas, cosa que alimentaba mi ansia de entrenar más y más y de competir más y más. Supongo que así fue como me enganché a la competición.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta hacer al terminar la temporada?

Me gusta irme de excursión con esquís de travesía o andando, pero sin pensar que estoy entrenando. Si hay que parar me paro, si hay que hacer una vuelta más larga de lo previsto porqué hay muy buenas condiciones, la hago…. En resumen, ser libre de entrenamientos…

Y fuera del mundo del deporte, me encanta ir al teatro, sobretodo obras clásicas.

  1. ¿Cómo es tu día a día?

Todos los días son distintos, pero siguen una misma estructura. Si estoy en casa, pues el plato fuerte es el entreno que toca. Aparte, durante el invierno me gusta dar clases de esquí de fondo cuando me surge la oportunidad e intentar mantener mi mente más o menos activa estudiando siempre alguna cosa para cumplimentar mi formación en derecho y empezar a dibujar mi futuro profesional al margen del deporte.

  1. Destacas en la modalidad de KM vertical; ¿crees que tu pasado en el esquí tiene algo que ver?

En realidad no creo que el hecho de ser esquiadora de fondo haya influenciado directamente en mi rendimiento en los Km verticales, porqué se tratan de tipos de esfuerzo bastante distintos. Pero el hecho de haberme dedicado de forma profesional al esquí de fondo durante 10 años si que me ha dado unas bases de entrenamiento, de disciplina y una experiencia en competición que son esenciales para competir en Km vertical.

Laura Orgué

  1. ¿Qué es lo mejor y lo peor del mundo del trail?

Lo mejor el medio por el que se desarrollan las pruebas, la montaña. Y lo peor para mí es el hecho de que todavía sea un deporte joven y que no haya instaurado un sistema de competiciones más reglamentado en cuanto a modalidades y tipos de competiciones.

  1. ¿Qué cambiarías de tu carrera deportiva?

En el esquí de fondo, me hubiera gustado poder compartir equipo y entrenamientos con más chicas. Me hubiese gustado formar parte de un equipo de chicas compitiendo en copa del mundo de esquí de fondo y haber podido disputar la prueba de relevos.

  1. Vienes del mundo del esquí, ¿Qué ha propiciado este cambio?

De hecho para mí no ha sido un cambio de deporte propiamente dicho. Hasta ahora, había compaginado un poco los dos deportes. Ahora, decido dejar el esquí de fondo y continuar con el trail running.

  1. Un consejo a los que practican este deporte

Que no tengan prisa. Que disfruten entrenando, que se acostumbren al terreno, y que poco a poco irán llegando las mejoras. Pero sobretodo que disfruten de los entrenamientos y de las carreras. Sin presiones extra.

  1. ¿Qué virtudes y defectos destacarías de ti misma?

Creo que el mismo adjetivo es a la vez mi defecto más grande y mi gran virtud. Soy inflexible. La dificultad está en saber encontrar el punto de equilibrio para sacarle partido a este adjetivo. Estoy trabajando para dejar de serlo.

  1. ¿Cómo te sientes minutos antes de la salida?

Son momentos de gusanos en el estómago. Es una tensión que creo que es necesaria para rendir bien. Significa que lo que vas a hacer de alguna forma te importa y hace que estés atenta e intentes sacar lo mejor de ti misma.

  1. ¿Cómo te preparas psicológicamente para una carrera?

Es difícil de decir porqué a lo largo del año hacemos muchas carreras y con distintos objetivos, así que generalizar es muy difícil. Pero un ejercicio que creo que es muy válido y ayuda mucho a gestionar las tensiones es la visualización. Se trata de imaginarte previamente a que sucedan todas las situaciones posibles que se puedan dar en competición e incluso previas a la competición. Así, en el caso de que sucedan, no te van a sorprender y no van a alterar de la misma manera al rendimiento en carrera.

  1. ¿Cuándo la afición se convierte en profesión?

En mi caso fue algo progresivo. Me di cuenta que el deporte cada vez me exigía más. Era más difícil mejorar y la dedicación era casi absoluta. Tuve la suerte de que al mismo tiempo me di cuenta de que con las ayudas económicas que recibía podía “sobrevivir”. Así que no hubo duda, el deporte se había convertido en mi pasión y mi profesión.

  1. ¿Cuáles son tus objetivos en esta nueva etapa?

Lo que creo que es más importante es que consiga disfrutar del trail de la misma forma que lo llevaba haciendo hasta ahora. Ahora mismo, competir para mi no tendría sentido si pierde esta parte de carácter lúdico que ha venido teniendo hasta ahora.

  1. ¿Te arrepientes de alguna decisión?

No, y además creo que no es un pensamiento positivo el arrepentimiento. Así que intentaré evitarlo tanto como pueda meditando mucho todas mis decisiones antes de tomarlas.

  1. ¿Echas de menos el mundo del esquí?

Creo que decidí dejar el esquí de fondo en un buen momento. Psicológicamente no estaba preparada para seguir compitiendo con ese estilo de vida. Estoy readaptándome a la nueva situación con mucha ilusión con el cambio y con nuevos objetivos.

  1. ¿Objetivos futuros?

A nivel deportivo, continuar con el trail running en verano y esquí de montaña en invierno y, a nivel profesional, seguir investigando dónde puedo encajar en el mundo del derecho.

Jordi Corbella, Escritor y juez de Carreras por Montaña de la F.C.D.M.E

COMPARTIR

Dejar una respuesta