Entrenar corriendo… ¿Sí o no? – Por Jordi Corbella

0
2589

multideporte

¿Correr es un buen entrenamiento para las carreras?

El auge de la participación en carreras por montaña ha hecho que sea mucha la gente que entre a competir en grandes distancias y en carreras realmente duras con una preparación física deficiente. El mundo del entrenamiento es uno de aquellos en los que la gente parece saber lo suficiente sin pedir consejos a un profesional sobre aquello que le conviene más.

Es cierto, que el mejor conocedor del cuerpo es uno mismo, pero no lo es menos que no todos tenemos los conocimientos necesarios ya no para obtener mejores resultados en las diferentes competiciones sino para evitar lesiones, sobretodo a largo plazo.

Evidentemente, para participar de forma habitual en carreras largas, donde la exigencia física es elevada, cabe estar muy preparado y no son pocos los corredores cuyo único entrenamiento es salir a correr un determinado número de kilómetros para sentirse preparados a la hora de participar en dichas competiciones.

En resumen pues, ¿Hay que correr para entrenar?,

la respuesta es sí, evidentemente hay que estar preparado para aquello a lo que nos vamos a enfrentar, pero, ¿con solo correr es suficiente?, aquí la respuesta es no.

Todos aquellos que deseen participar de forma continuada y que les guste correr por montaña deben saber que una parte muy importante del entrenamiento no lo da el correr. Hay múltiples disciplinas deportivas paralelas que pueden ayudar a un corredor a sentirse mejor, obtener mejores resultados  pero sobretodo y como hemos dicho anteriormente a prevenir lesiones puntuales y crónicas que pueden derivar de un mal entrenamiento y que al final pasarán factura a nuestro cuerpo.

Si bien no se quiere recurrir a un entrenador personal, hoy en día son muchos ya los libros, artículos y tablas escritas en Internet que permiten hacer un entreno continuado y seguro, pero hay unos mínimos por los que todo corredor debería pasar, sin ir más lejos un estudio de la pisada para saber escoger la mejor zapatilla (ya que no siempre la más bonita y la más cara es la que mejor nos conviene) o una prueba de esfuerzo para asegurarnos de nuestro estado físico interior.

Ciclismo, natación y gimnasio, series o andar por la montaña son elementos básicos para ir manteniendo el cuerpo en plenas condiciones y no sufrir dentro de unos años las consecuencias de haber practicado un deporte. Hay que hacer kilómetros, pero a veces para disfrutar de los importantes hay que prepararse.

Jordi Corbella, juez-árbitro de Carreras por Montaña de la F.C.D.M.E.

COMPARTIR

Dejar una respuesta